Lun. Mar 4th, 2024

Seis grandes obras que cuentan la realidad de la segunda mitad del siglo XX y los estados de ánimo de los pueblos implicados se proyectarán en la sección paralela más longeva y cinematográfica del Festival

Las Palmas de Gran Canaria, miércoles 22 de marzo de 2023.- Del catálogo de la vigésima segunda edición del Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, la programadora y coordinadora técnica del Festival Gloria Benito recuerda que «Déjà vu» es una de lo más longevo y cinematográfico del festival de cine. Y es que el apartado que recupera títulos imprescindibles, para repasar o para descubrir, observa la incidencia de estos títulos del pasado en el presente porque, como subraya, “preservar el legado cinematográfico es también cuidar la memoria histórica, es recordar que los eventos pasados ​​han cambiado el curso de muchas vidas y tienen mucho que ver con lo que somos ahora».

En 2023 la selección incluye seis obras maestras, basadas en las consideraciones de la crítica especializada recogidas en el texto firmado por el programador. Así, «Déjà vu» presentará «la primera gran obra del cine iraní»: Brick and Mirror de Ebrahim Golestan (Irán, 1964, 131 min.); a “una de las grandes obras perdidas del cine independiente estadounidense”: Spring Night, Summer Night de Joseph L. Anderson (Estados Unidos, 1967, 84 min.); así como el “ensayo fílmico irreverente” Fraud, de Orson Welles (Francia, Irán, Alemania, 1973, 89 min.): “probablemente su obra más personal”; la trascendental Sambizanga de Sarah Maldororo (Angola, Francia, 1972, 102 min.), “obra cinematográfica de inmensa importancia histórica y cultural”; El síndrome asténico de Kira Muratova (Unión Soviética, 1989, 153 min.), “una de las películas más innovadoras y extravagantes de la época”; o la elegante We Were Young de Binka Zhelyazkova (Bulgaria, 1961, 110 min.), un brillante ejemplo de «utilizar los mejores recursos del noir».

Leer también  El alcalde participa en los Premios Tribuna que reconocen la gestión y trayectoria de empresas, entidades y organizaciones de Canarias

La sección «Déjà vu», según el texto del catálogo, «está cargada de dramas nocturnos, secretos, mentiras y locos delirios que sin duda merece la pena recordar o descubrir». En definitiva, según el texto, guarda seis títulos “que dan testimonio claro de muchos de los conflictos y cambios de la segunda mitad del siglo XX y del estado de ánimo de los pueblos implicados”.

El síndrome asténico (1989) refleja los grandes cambios experimentados por la sociedad soviética en la última década del siglo pasado y muestra “una sociedad desesperada que padece una narcosis colectiva”, explica el programador. We Were Young, sobre dos insurgentes búlgaros que se enfrentan a los nazis en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, enfatiza la importancia de la luz y la sombra: «El autor juega continuamente con estos elementos con habilidad y elegancia», dice Glory Benedict. Lo mismo sucede en Noche de primavera, noche de verano (1967), una compleja historia de amor prohibido en el seno de una familia campesina del sur de los Apalaches, película en la que el juego cobra especial protagonismo con “noches oscuras y jóvenes que se enfrentan a cambios y momentos difíciles”. suscribe el autor del texto.

Las luces y sombras de Teherán también se fusionan en «Déjà vu» con Brick and Mirror (1964), «una mezcla de sueño y realidad que responde al clima cambiante de la sociedad del país y que refleja el aumento de la corrupción en todos los ámbitos de la vida». “, dice el programador de esta película que comienza con un delicado descubrimiento: el de un niño abandonado en un taxi. El conflicto de cómo actuar que surge entre el taxista y la pareja marca el leitmotiv de la película.

Leer también  Rockabilly, country, latino y rock and roll aterrizan este fin de semana en San Telmo

De otro continente, África, llega Sambizanga (1972), «testimonio de la importancia de la resistencia colonial en África», observa el catálogo. Nuevamente las sombras están presentes en la textura. En este caso, los que se ciernen sobre la detención de un líder revolucionario angoleño y la investigación de su esposa para esclarecer lo sucedido.

Finalmente, «Déjà vu» recupera El fraude, una exploración del engaño en la que Orson Welles intenta retratar al falsificador Elmyr de Hory, fiel imitador de la obra pictórica contemporánea. Una obra muy personal en la que «con una narración caótica y un montaje muy ágil, el propio Welles descubre la personalidad de ciertos sujetos que se han hecho famosos por haber actuado en grandes farsas», concluye Benito.

En todos los casos las obras se proyectarán en pantalla grande con copias restauradas gracias al trabajo de importantes instituciones y en el caso de Éramos jóvenes además es la primera vez que la película se proyecta en España.

Selección
A byahme mladi / We Were Young, de Binka Zhelyazkova (Bulgaria, 1961, 110 min.)
Astenicheskiy sindrom / El síndrome asténico / El síndrome Astenico, de Kira Muratova (Unión Soviética, 1989, 153 min.)
F de Fake / Fraud, de Orson Welles (Francia, Irán, Alemania, 1973, 90 min.)
Khesht va Ayeneh / Brick and Mirror, de Ebrahim Golestan (Irán, 1964, 131 min.)
Sambizanga, de Sarah Maldoror (Angola, Francia, 1972, 102 min.)
Noche de primavera, noche de verano, de Joseph L. Anderson (EE.UU., 1967, 83 min.)

Por Mar Eusebio Sanchez

Mar Eusebio Sánchez es una periodista española que ha trabajado en el sector durante más de 10 años. Comenzó su carrera como reportero local en su ciudad natal, Alicante, antes de trasladarse a Madrid para trabajar en el diario El País. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual del Servicio Mundial de la BBC, escribiendo sobre política y cultura españolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *