Mié. Feb 1st, 2023
danae perez

Antonio Morales saluda a María del Carmen Junco Lojendio, hija del autor de las memorias. / JUAN CARLO ALONSO

Presentación del libro ‘Héroes de Chabola’

La publicación recoge la historia de Antonio Junco Toral, un preso del franquismo que pasó dos años en campos de concentración en Canarias

DANAE PEREZ Las palmeras de Gran Canaria

Esto se dice a menudo
Solo lo que se olvida muere. Este martes por la tarde, en un atestado patio del Cabildo de Gran Canaria, el intelectual y trabajador de la corporación insular
antonio junco toraluna de las cientos de miles de víctimas -directas e indirectas- de
represión franquista en el archipiélago, volvió a la vida 87 años después de su muerte.

Lo hizo (y lo hará, para siempre, más allá del recuerdo de sus familiares) a través de sus recuerdos:
héroes de tugurios (editorial mercurio)publicación que recoge las atrocidades que vivió (y luego escribió) tras el golpe militar del 18 de julio de 1936.

Antonio estuvo dos años en comisaría, prisión y por la
Campos de concentración de Gran Canaria -Isleta y Gando- y de Fyffes en Tenerife. Previamente, sufrió una brutal golpiza que requirió su hospitalización en el hospital San Martín. Su único delito, como denunció su sobrina Cristina Vallejo en la presentación del libro celebrada esta tarde, fue defender la legalidad de la República ante el Gobierno Civil de Las Palmas y
oponerse al golpe militar. Fue arrestado a la edad de 36 años y seis hijos.

Leer también  El espíritu de Teddy y Los Canarios revive a Alfredo Kraus

El historiador Sergio Millares, que también estuvo presente en el acto, tiene gran parte de la responsabilidad de este asunto -que quedó silenciado por la imposición de los vencedores a los perdedores, según la sobrina de Antonio Junco,
«Basado en una dura represión»– vea la luz ahora, en tiempos en que «han proliferado los que podemos llamar negacionistas», los que niegan que el 18 de julio de 1936 fuera un
«golpe militar contra un sistema democrático». “Este libro es la mejor negación”, dijo al respecto el historiador.

El patio del Cabildo de Gran Canaria parecía lleno -mucha gente se quedó de pie- durante la presentación del libro. / JUAN CARLO ALONSO

Por su parte, el presidente de la corporación grancanaria -que apoyó la edición de ‘Héroes de Chabola’-, Antonio Morales, destacó que publicaciones como esta «son
debido acciones legales», ya que pueden «ayudar a comprender lo ocurrido en las islas» en el citado episodio negro de la historia.

Tanto es así que el Cabildo grancacario ofrecerá a
Homenaje público a su plantilla vengada por el fascismoy que se pudo identificar, con motivo de su 110 aniversario.

«Bajo los auspicios de Dios y en libertad»

El discurso más especial del evento, sin duda, fue el de María del Carmen Junco Lojendio, de 95 años, una de las hijas mayores de Antonio. Fue, a su vez, el más cautivador: «Yo también traigo mi chuleta, no te creas», dijo, después de que Morales le cediera la palabra.

«Estoy muy emocionada… Ay, pero extraño mis lentes, no puedo ver nada», se «interrumpió» de la manera más natural y aplaudida de la tarde. Una vez con lentes en la nariz, la mujer se mostró «muy emocionada» por poder realizar «este homenaje»,
que durante muchos años había querido devolver a su padreal que llamó «un luchador».

Tras agradecer el apoyo de los presentes para iluminar los recuerdos, leyó una nota que encontró en el álbum familiar de su padre y que, para ella, resume a la perfección sus ideales y su figura. El escrito, que hace referencia a la casa familiar, ubicada en Ciudad Jardín, dice así: «Esta casa de Junco Lojendio fue fundada
bajo los auspicios de Dios y la libertad».

También entre el público estaba Miguel Planas, nieto de María del Carmen Junco y que, tras sufrir un accidente y quedar tetrapléjico, está recaudando fondos para poder adecuar su vivienda y salir de la Unidad de Lesionados Medulares. María del Carmen ya había adelantado que los fondos que reciba con este libro -que será posible en su segunda edición- irán destinados íntegramente al joven.

María del Carmen Junco Lojendio. /

Juan carlos alonso

Biografía de Antonio Junco Toral

El ex obrero fabril del Cabildo grancanario nació el 13 de noviembre de 1899 en Oviedo y se trasladó a Isla Redonda, donde pasó toda su vida, a los 7 años. Estudió en la Escuela de Comercio de Tenerife, licenciándose en 1918, y en 1921 empezó a trabajar en el Consejo Insular de Gran Canaria, en la sección de Contabilidad y Balance.

Al mismo tiempo, ejercía como profesor en la Escuela de Comercio de Las Palmas, aunque la «profesión más interesante para él», según su nieta,
el era el reportero, que desempeñó con pasión en el Diario de Las Palmas, donde asumió las funciones de redactor jefe y administrador. De hecho, también estuvo al frente de la Asociación de Prensa Diaria de Las Palmas como secretario. «Una vida normal» que se convirtió en una pesadilla, en el mencionado golpe militar.

Después de que salgo, como
hombre libre y absuelto de todos los cargosla pesadilla continuaba, porque “se vio suspendido de trabajo y sueldo, del Cabildo, a raíz de su detención en 1936, despedido como profesor de la Escuela de Comercio, por sus ideas políticas, y con el Diario de Las Palmas cerrado», dijo Cristina Vallejo.

Finalmente, falleció el 13 de marzo de 1955,
a la edad de 55.

En este sentido, la presentación del libro ha querido recordar a todos aquellos presos del franquismo, especialmente del noroeste de la isla, de Arucas, Agaete y Gáldar, que quedaron en libertad solo para ser detenidos extrajudicialmente, asesinados y, una vez muerto, arrojado a los pozos de Arucas y Sima de Jinámar.

“Ese recuerdo que se quería borrar se ha materializado en los últimos años, gracias al trabajo de las asociaciones de memoria histórica y al trabajo del Cabildo de Gran Canaria”, ha dicho Morales.

Temas

Antonio Morales, Cabildo de Gran Canaria, Diario de las Palmas, Agaete, Arucas, Ciudad Jardín, Gran Canaria, Gáldar, Las Palmas de Gran Canaria, Franquismo, Guerra Civil Española

Por Mar Eusebio Sanchez

Mar Eusebio Sánchez es una periodista española que ha trabajado en el sector durante más de 10 años. Comenzó su carrera como reportero local en su ciudad natal, Alicante, antes de trasladarse a Madrid para trabajar en el diario El País. En los últimos años, ha sido colaboradora habitual del Servicio Mundial de la BBC, escribiendo sobre política y cultura españolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *