Lun. Feb 26th, 2024
El Tribunal Supremo reduce la pena de un violador en Gran Canaria por no haber resuelto el caso en veinte años

El Supremo rebaja un año la pena de prisión al hombre que violó a una joven noruega de 16 años en una discoteca de Las Palmas de Gran Canaria

El Tribunal Supremo ha rebajado de ocho a siete años la pena de prisión de un hombre que violó a una joven noruega de 16 años en un pasillo en la parte trasera de una discoteca de Las Palmas de Gran Canaria. Y allí la dejó sangrando cuando estaba menstruando, en un caso que la justicia tardó 20 años en resolver.

Los hechos ocurrieron el 21 de diciembre de 2003 es una discoteca pub en un centro comercial de Las Palmas de Gran Canaria. Donde había llegado la víctima en compañía de algunos amigos y familiares.

En un momento, el condenado se acercó a la niña, que había estado bebiendo poco, y comenzó a bailar con ella, besándola varias veces. Luego la llevó a un pasillo en la parte trasera del club, con acceso privado para los empleados, poco transitado y cercano a los aparcamientos subterráneos del centro comercial.

Allí, el agresor la acostó sobre una mesa y, tomándola por los brazos, la violó mientras la joven sangraba profusamente por las Menstruo. Al ver el estado en que se encontraba, el condenado volvió a la discoteca “dejando a la joven tirada en los pasillos”.

La niña fue encontrada por A. guardián de tráfico «boca abajo, falda y blusa levantadas, vomitando y rodeada de sangre».

Condenado a ocho años de prisión

El juzgado de Las Palmas condenó al niño a ocho años de prisión por un delito de agresión sexual en forma de violación y le impuso una indemnización de 50.000 euros así como la prohibición de acercarse y comunicarse con ella durante 10 años.

Leer también  El nuevo jefe de la Policía de Canarias reforzará los puestos fronterizos aéreos - EFE Noticias

El hombre joven apeló al Supremo solicitando, entre otras cosas, la mitigación altamente calificada de retrasos indebidos manifestando que de 2003 a 2014 y durante la etapa de instrucción preliminar “el proceso se prolongó sin justificación”, quedando “paralizado por largos períodos sin acción judicial alguna”.

Al respecto, la Sala Penal admite «sin lugar a dudas» una «retraso extraordinario e injustificado en la tramitación del procedimiento», tanto más en «por la poca complejidad en la tramitación».

Pero recuerde que desde 2011, el acusado no estuvo disponible para la corte en dos ocasiones. Uno cuando se le pidió que le informara de su cargo, por lo que se ordenó su búsqueda y captura además de su rebelión hasta que lo encontraron en 2013. Y nuevamente cuando se emitió la orden sumaria y se acordó una segunda orden de búsqueda y captura en 2017.

Para estas acciones, la Corte no aplicó la atenuante de demora indebida, pero el Supremo explica que hay varios periodos de parálisis de la causa antes de 2011, hasta más de dos años sin tomar ninguna medida.

Por tanto, el Tribunal Supremo acuerda aplicar el art. mitigación del retraso indebido pero en su forma sencillamal calificada como lo pedía el agresor, ya que “el caso sufrió un retardo injustificado de extrema intensidad, en la mayoría de los casos no imputable al órgano judicial, sino a la actitud del propio imputado”.

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *