Mié. Feb 1st, 2023
Los menores migrantes siguen en fuera de juego

Ver el partido desde un banco es difícil. Termina convirtiéndose en una metáfora de la vida misma, pasando mientras otros la disfrutan, tal vez tan preparados como el espectador, pero con una oportunidad que por alguna razón le ha sido negada. Esa frustración es lo que describen Ousman, Bintou y Ahmed, todos nombres ficticios, de Gambia, Senegal y Marruecos.

Son jóvenes inmigrantes, menores de edad, que llegaron a las islas en barco y cuya protección recae ahora en el Gobierno canario. Como muchos, han visto el fútbol como una vía de escape a las cargas emocionales que les supone su situación: el deporte les proporciona disciplina, nuevas amistades y una vía de integración en la sociedad isleña. Sin embargo, el contexto los limita a meras cuestiones burocráticas.

Hasta finales del año pasado, una normativa de la Fifa que buscaba impedir el «marketing» con jóvenes promesas extranjeras impedía federarse a los menores no acompañados. Trasladado al contexto autonómico, significa que Ousman, Bintou y Ahmed podrían entrenar en el campo pero no competir en ligas amateur. «¿Por qué nos esforzamos tanto si la respuesta siempre es ‘no’?»

  • Una autorización.
    De las solicitudes presentadas en Canarias tras la modificación FIFA, una ha sido resuelta favorablemente, cinco más están pendientes y cuatro más están en proceso de subsanación.

La presión de un gran número de colectivos, incluidos los propios clubes, asociaciones, universidades y otros implicados en el caso de Canarias, como el juez de menores Reyes Martel, consiguió que los rectores del organismo internacional reformularan el planteamiento -que en un En principio, cubría solo a los refugiados y permitía que todos los menores vulnerables prepararan expedientes.

Leer también  La defensa de la dirección pasa por Gran Canaria: tres partidos en casa en enero

En este sentido, desde la Federación de Fútbol de Las Palmas señalan que en los últimos meses se han agilizado los trámites, pero de momento solo se ha autorizado una de las solicitudes presentadas, otras cinco siguen en curso y cuatro se encuentran en estado de tramitación. corrección.de.errores.

“Presenté todas las tarjetas que nos piden y sigo en la misma situación, no sé qué más hacer”, explica resignado uno de los chicos, que todos los días le pide su carpeta a su entrenador en un barrio. club de la capital grancanaria. «Todo lo que queremos es jugar como todos los demás». Los otros dos, sin embargo, no pueden aclarar el estado de su solicitud.

Mermelada

Entre el envío del informe y su resolución deberá transcurrir un plazo máximo de treinta días. El bloqueo en esta materia parece derivar, por un lado, de las dificultades en la compilación de documentos previos, que varían según el caso y la presencia o ausencia de antecedentes deportivos en los países de origen. Por otro lado, de la autorización de la Fifa, que, según algunos entrenadores, «echa para atrás» las fichas por miedo a superar esta regla «laxa» reciente.

“La temporada está llegando a su fin y no vemos esos pasos dados”, critica Miguel Llorca, miembro del Salón de Estudios Africanos y profesor jubilado de la Universidad de La Laguna (ULL), con quien ascendió por segundo año – junto a la Fundación CD Tenerife – proyecto Campus Sansofé. Una iniciativa que reúne a jóvenes inmigrantes un par de veces a la semana para formarse y por la que han pasado un centenar de africanos en diferentes grupos.

¿Por qué trabajamos tanto si la respuesta siempre es que no podemos competir?», se quejan los jóvenes

“Algunos nos miran rogando por una solución. Son ligas menores, sin aspiraciones, no algo profesional”, continúa. Y aunque Llorca admite que entre sus jugadores hay uno, de origen gambiano, que destaca lo suficiente como para ficharlo por algún club en el futuro, esa no es la tónica dominante. “Si quieren jugar a ese nivel es algo que ellos mismos decidirán cuando cumplan 18 años y sean independientes; los que entrenamos ahora son niños a los que les gustan mucho los deportes pero solo quieren jugar.

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *