Mar. Abr 16th, 2024
Sergi Cardona celebra el 0-1.  /efe

Sergi Cardona celebra el 0-1. / efe

Las Palmas ataca a El Molinón en un partido real, sin acusar bajas, para volver a lo más alto de la clasificación de Segunda División

En el pasado, y no hace mucho, Las Palmas ha sufrido lejos de Gran Canaria. El equipo amarillo tenía tanta hambre en tierras peninsulares que sus apuestas casi se contaban por derrotas. Pero
la historia ha cambiado de
Pimienta encontró la llave en casa y
convirtió a la UD en un animal hambriento de puntos. En El Molinón, campo de fondo, volvió a desplegar músculos para atacar y recuperar, se dice, el liderato de Segunda División.

Le bastó un gol en propia tras una buena jugada entre Florín y Sergi Cardona. Esta vez la suerte, quiso, eso sí, sonrió para que los amarillos se convirtieran
primero en la clasificación, empatado con el Alavés en lo más alto, con 34 puntos. Salió corriendo a defender cuando el Sporting quiso apretar, ya al anochecer, y jugó con criterio para llevar la contienda por el camino que marcaba su compás triunfal.

A Las Palmas le costó volver a levantarse.
Sin Viera, la falta de criterio era evidente y sin Nuke, el dominio del mediocampo no era de un solo color. Pejiño, tirado a la izquierda, no podía dar rienda suelta a su imaginación para mirar a puerta. Andone luchó y no pudo encontrar una sola pelota en buenas condiciones. Moleiro tenía que dar un paso al frente si los de Pimienta querían volver a la normalidad. Pero no iba a ser fácil. Deportivo, bien construido y descarado, las líneas avanzaban cuando olía a isleño las dudas. Aun así, las alas sobrantes del repaso del derbi invitaban a prolongar esta euforia.

Leer también  «¿Jugar en la UD Las Palmas? Siempre existe la posibilidad, ya veremos".

En uno de esos donde la suerte no suele regalar sonrisas, ofreció una dosis de letalidad. Porque todo empezó con un balón largo al pecho de Andone. Dejó muy bien el cara a cara en campo de tres cuartos para Moleiro, que esperó a que el rumano se abriera por banda. Allí, también, Florin no tenía prisa, que vio el vuelo de
sergio cardona y penetró en la zona. La inercia del galope del batanero quebró a Izquierdoz y, cuando levantó la cabeza para buscar a alguien que cediera, la colocó de manera que
entre el defensa rival y Cuéllar se cuela en propia puerta (0-1) en el minuto 26.

Con
Álex Suárez tapa los fuegos, Coco firme y Eric superando a todos los delanteros, sólo quedaba aprovechar algunos de los errores del conjunto asturiano. Álvaro Jiménez estuvo a punto de hacerlo en el 36′ después de que una derrota de Rivera le dejara dentro del área ante un defensa. Apostó por el misil y al final solo Wood logró evitar el segundo.
En el entretiempo, uno más y la sensación de que la novela podía estar condenada cuando Jiménez le robó la cartera dentro del área y le dio paso al disparo de Andone, que se lo llevaron cuando ladeó el pie.

Tras el descanso, lo primero que hizo Las Palmas fue volver a reservar. Gran combinación por banda izquierda entre Sergi Cardona y
pejino Termina con un latigazo de Barbate que termina un poco alto. En el único que pudo bailar el gaditano, más inclinado a la derecha, la UD estuvo a punto de condenar. En el borde del área le quedó a Moleiro, que puso música y coló un balón que se estrelló en el poste. en negación,
Y uno, solo, la mandó a las nubes cuando se deja caer la pelota

Leer también  Loren Morón: mordida, gol y polivalencia en todo el ataque

El cronómetro corre y Pejiño también, que ya se está desatando en los espacios. El equipo de García Pimienta era muy bueno, que tenía el partido en el lugar exacto que quería. A falta de media hora para el final, el técnico catalán quería más piernas, que cedió
entrada a Marvin y Óscar Clemente. Fuera Álvaro y Pejiño.

Álex Domínguez también brilla

El susto de Las Palmas llegó cuando el árbitro estaba a punto de pitar
perdón a favor del Sporting desde entonces
Álex Domínguez, tras una falta local en el área, atropelló a un atacante que, por suerte, estaba en fuera de juego. Buen juez de línea. Sobre el césped, gemelos más frescos: Marc y Vitolo, en lugar de Florin y Moleiro, en los últimos quince minutos. Ya quedaba menos para atacar el liderato. A Las Palmas le tocó resistir los infartos del Sporting. y allí otra vez
Eric Curbelo brillóque atrapó un balón casi en la línea de gol en el 80.

Los amarillos tuvieron que sufrir, pero hasta ahí estuvo soberbio
Álex Domínguezcuando es
en los noventa diseñó una mano antológica para evitar el empate y hacerse con el liderato de Segunda División. También mostró experiencia para matar el juego con triangulaciones de bandas de varios quilates entre Vitolo, Enzo y Marvin. Merecida victoria y, ahora, que pase la siguiente.

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *