Jue. Ene 26th, 2023
La Ciudad de la Justicia, sede de la Audiencia Provincial de Las Palmas.  / ARCADIO SUÁREZ

Francesco José Fajardo

El caso del crimen machista de Encarnación, la mujer que
murió a manos de su ex pareja en La Isleta el 4 de abril de 2020, será juzgado a partir de este lunes por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas. En este procedimiento, pide la Fiscalía Provincial de Las Palmas
José Marcial PA, conocido como Pepe, condenado a 22 años y un día de prisión por un delito de homicidio con la agravante de parentesco y sexo y la atenuante de la confesión. Mientras tanto, la defensa ejercida por el
Abogada Dara Lorenzo Suárez cree que fue un homicidio e interesa a su cliente cinco años de prisión.

Las vistas comenzarán el lunes con la constitución del Jurado, además del testimonio de los imputados. El resto de la semana declararán testigos, policías y peritos, finalizando con los informes finales y la realización del objeto de la sentencia ante el
el jurado popular comienza a deliberar.

Leer también  Un dulce tránsito: con Pimienta y siempre victoriosa

LA SOLICITUD DE SANCIONES

  • 22
    años y un día de prisión es lo que pide el fiscal, además del pago de gastos y una pena condicional de 10 años, que se ejecutará después de la pena de prisión. Por su parte, la defensa pide una pena de cinco años por el delito de homicidio.

El acusado se había casado con Encarnación Guiral en 1987 hasta su divorcio en septiembre de 2013. Pero a pesar de la ruptura, José Marcial asumió el papel de tutor de su ex mujer, recibiéndola en su domicilio de la calle La Naval, donde
convivieron a excepción de dos periodos en los que ella estuvo hospitalizada en una residencia de mayores por su delicado estado de salud Durante años.

Encarnación, que tenía 77 años cuando murió, padecía una
deterioro cognitivo moderado-grave, con diagnóstico de demencia orgánica mixta por consumo de alcohol y deterioro cortical tipo Alzheimer, lo que le imposibilitaba cuidar de sí mismo, «no pudiendo tomar decisiones razonables sobre su patrimonio ni entender el sentido de un proceso judicial», según señala la fiscalía en el escrito de acusación que este periódico difundió el pasado mes de julio. Esto motivó a José Marcial a ser
«la persona que se ocupa de casi todas sus tareas diarias».

en casa

En ese contexto, el 4 de abril de 2020, alrededor de las 20:30 y “después de cenar juntos” en el domicilio de La Isleta, el fiscal relata que Encarnación “se durmió, despertándose a las 2:00 de la mañana.
ir constantemente al baño a enjuagarse la boca”. La víctima «pidió insistentemente» que José Marcial
“Da dulces, está inquieto, va constantemente a la cocina y al baño, hace ruidos de garganta.comportamiento que se repetía periódicamente cada noche.

A eso de las 3 o 4 de la mañana de ese 4 de abril, el imputado “agarró a Encarnación por el cuello”
«apretando un poco para pedirle que se calle», pero sin embargo, alivió esta presión después de un corto tiempo.

Llamó al 112 y dijo «mira, yo acabo de matar a mi mujer, la asfixié… porque ella es una persona que… ansiosa y ansiosa toda la noche y no puede pensar que ya puedo más»

Horas más tarde y en todo caso antes de las 06:50 horas, el imputado actuó «motivado por la intención de acabar con la vida de quien fuera su mujer», precisa el Ministerio Fiscal. Observó que su exesposa estaba sentada en la cama con los pies en el suelo de espaldas a él, lo que alivió su ideación y que la víctima no pudo hacer ningún tipo de defensa. De esto se aprovechó, presumiblemente,
sorprendiéndola desde atrás, envolviendo su brazo derecho y antebrazo alrededor de su cuello y «apretando tan fuerte como pudo».. Verificó que cuando la soltó aún respiraba, “tomó una almohada con su mano izquierda y la colocó sobre el rostro de la víctima, ejerciendo presión,
hasta que dejo de respirar y asegurarse de que no presentaba signos vitales”, detalla la fiscalía.

José Marcial le quitó la vida a quien fuera su esposa “como un acto de dominio y una manifestación de superioridad sobre ella por el hecho de ser mujer”, detalla el fiscal para sustentar la solicitud de una c
circunstancia agravante por razón de género en la solicitud de sanción.

asfixia mecánica

La muerte de Encarnación se produjo, según el informe de la autopsia, por un acto de origen violento por asfixia mecánica, debido a la
«obstrucción extrínseca de las vías respiratorias, anoxia anóxica inmediata».

A los pocos minutos de acabar con la vida de su exesposa y alrededor de las 06:50 horas, el imputado bajó al portal del domicilio y telefoneó a los carabinieri para reconocer que había perpetrado la muerte de su exesposa, expresando, entre otras, la siguiente expresión:
“Mira, acabo de matar a mi esposa, la ahogué… porque ella es alguien que está… ansiosa, tiene la enfermedad de ansiedad y no puedo más, está ansiosa y ansiosa toda la noche y es posible que no pueda hacerlo. más» le dijo a los técnicos de emergencias médicas que tomaron la llamada.

Encarnación murió sin hijos y apenas mantuvo contacto con su familia, residente en la península, que
vivían despreocupados por su estado de salud y tratamientos, concluye la Fiscalía.

El defensor
permanece en prisión desde el 4 de abril de 2020fecha de su detención por la Policía Estatal.

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *