Mié. Ago 10th, 2022
Movilidad peatonal, trabajo y barrios, ejes de Francis Candil

Francis Candil (Las Palmas de Gran Canaria, 1970) tras cuatro años como portavoz de Coalición Canaria en el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ya ha sido designado como el próximo candidato a alcalde de la ciudad más poblada de las islas. En esta entrevista habla de los problemas que, a su juicio, sufre la ciudad en cuanto a servicios públicos o medio ambiente, y presenta un programa centrado en los “barrios”.

Lleva cuatro años en la oposición. ¿Cómo viste la evolución de la ciudad?

La primera, aclarar que después de cuatro años debemos convertirnos en un gobierno alternativo. Esta vez necesitábamos estar en la calle y poner a prueba los problemas reales de la ciudad y poder redactar un proyecto. El equipo de gobierno que dirigía la ciudad está en estado de agotamiento. Los grandes desafíos no han sido enfrentados ni resueltos. Por eso estaremos felices de participar en ese cambio político para poder liderarlo o participar en él.

¿Cuáles son los retos a afrontar?

Esta ciudad debe, por un lado, hacer que todos los residentes se sientan parte de Las Palmas de Gran Canaria. Seguimos teniendo el 70% de nuestra población fuera de grandes inversiones. Estamos muy empeñados porque seguimos yendo día tras día a barrios que parecen olvidados hace 30 o 40 años. Podemos nombrar muchos del Cono Sur, Ciudad Alta o Distrito Cinco. Otro reto es el de la empleabilidad. Hay un grupo de entre 45 y 65 años de más de 20.000 personas que parecen haberse detenido en el tiempo, que carecen de un mecanismo de integración y que al parecer los están condenando a vivir de las ayudas sociales. En cuanto a las políticas de sostenibilidad, la ciudad se ha mantenido anclada en el pasado en el tratamiento de residuos.

¿Por qué se dice?

Solo reciclamos el 10% de lo que tiramos. La ciudad ha pasado todo su mandato esperando el quinto contenedor de biorresiduos. Otro desafío sería la gestión de los servicios públicos. Estamos ante el reconocimiento de un grupo de gobierno que no ha sido capaz de reorganizar el servicio de limpieza y ahora se lo entregaremos a la empresa privada. Ahí tenemos varios problemas. La policía también está en guerra, con equipos de material antiguo. Y en cuanto a movilidad… Esta ciudad se ha ocupado de las rutas ciclistas, a las que no estamos en contra, pero primero somos peatones. Tenemos que trasladarnos a la ciudad durante 20 minutos.

Leer también  Un espacio para mujeres migrantes dedicado al cuidado: “En mi país soy abogada y aquí solo puedo limpiar los baños”

Si puedes gobernar mañana, ¿qué es más urgente?

Tenemos un problema muy serio con la administración pública, con la burocracia. Los servicios municipales deben ser reorganizados para que los contratos y las intervenciones operen a plena capacidad. También está el problema de la limpieza. La denuncia ciudadana en este sentido es permanente. Y luego, básicamente, lanzar la iniciativa vecinal. Contamos con un plan de regeneración urbana en nuestros barrios. Es necesario reurbanizar la ciudad, que ha sacrificado el verde frente al hormigón. Debe ser algo transversal a cualquier proyecto que se lleve a cabo.

La pandemia marcó gran parte de la legislatura. ¿Mejoró la ciudad?

Salió a trompicones. Tenemos el problema de que se entregaba en mano, aprovechando el estado de alarma para sustituir los drivers de recogida de basura. Todavía extraño la promoción de la economía azul y verde. La percepción que tengo es de caos en los servicios. El cuello de botella en la negociación con más de 100 contratos nulos merece capítulo aparte. Hay una fuente de grandes problemas de gestión.

¿Cuáles serán los ejes de su proyecto?

Para nosotros la política popular es fundamental. Esta ciudad debe estar preparada para una población que envejece, ahí proponemos la creación del Consejo de Alcaldes. Luego están las cuestiones de la sostenibilidad. Queremos apostar por corredores peatonales amplios, mejorar la gestión de residuos y avanzar en la lucha contra el cambio climático. Por otro lado, la iniciativa vecinal. Necesitamos crear una ciudad integrada. Aquí es donde entran en juego los proyectos de movilidad y la creación de espacios de ocio; teniendo en cuenta hasta la última curva. En cuanto a los servicios sociales, hay que buscar alianzas con grandes ONG de esta ciudad para ayudar a personas en situación de vulnerabilidad. También necesitamos abordar la crisis que estamos comenzando a experimentar con la inflación.

Leer también  Rodríguez cree que NC tiene "fuerza" para ir sola a las elecciones generales

Candil durante la entrevista en el mirador de Altavista. ANDRÉS CROCE


El gran proyecto de ciudad ha sido la Metroguagua en los últimos años y quien venga tendrá el reto de completarla.

Había un problema en el modelo de gestión, sin proyecto global, que lo encarecía y alargaba en el tiempo. Han retirado las ofertas por partes y aún quedan las partes más complicadas. La realidad es que anunciaron que terminaría en 2021 y ahora no pueden dar una fecha límite. Es otro elemento que demuestra que la ciudad ha dejado su credibilidad en la calle. Este municipio ha hecho muchas promesas. Tras el confinamiento, el alcalde salió prometiendo una inversión extraordinaria de 100 millones, luego nos explicó que era lo que se esperaba.

Recientemente hubo un desfile de Carnaval decepcionante. ¿Cómo ves la fiesta?

Yo creo que todos los municipios, de todos los colores, han matado el carnaval. Gobiernos del PP y del PSOE. Finalmente dejaron relegada una fiesta emblemática a unas cuantas galas y un paseo con asistencia que vimos durante el fin de semana. Hay un destacamento. Se necesita reflexión. Hay gente que se ha apropiado de la idea del Carnaval. Hay que ver cómo relanzarlo. Al final terminamos persiguiendo todo; ya veces no había mucho ruido, porque no había suficientes baños.

Sin embargo, hay un problema con la vida nocturna.

Ahí no nos queda más remedio que buscar soluciones. Ahora estamos con el desarrollo del Sports Dock. ¿Cómo participó el Municipio en este proyecto? La realidad es que se ha convertido en una zona de recreo. ¿Es posible compatibilizar usos? Deberíamos ser más activos en ese proyecto. Allí podemos buscar lugares que no sean tan molestos. Hemos creado un reglamento que hay que respetar, cualquiera que denuncie a los tribunales le dará la razón. También es necesario sensibilizar a quienes salen de fiesta. Después de todo, es un problema generalizado no solo en esta ciudad.

Leer también  La gastronomía se convierte en un atractivo más para atraer turistas

El escenario electoral está muy fragmentado. La extrema derecha corre peligro de entrar. ¿CC llegaría a algún tipo de acuerdo con Vox?

Esta es una línea roja en Coalición Canaria y por mi parte soy contundente. Creen que los nacionalistas son el enemigo. Tampoco creen en la autonomía.

¿Te preocupa entrar en una ciudad como esta, con carácter abierto?

Me preocupan ciertos comportamientos; Veo que algunos partidos políticos, que han entrado en el debate de los simplones, están adoptando discursos peligrosos para una sociedad y una ciudad como la nuestra; quien siempre ha pretendido ser abierto y acogedor. No digo que no veamos los problemas, pero es cierto que me preocupa que el debate sea tan superficial y que acabe rayando en la xenofobia. Hay algunas responsabilidades que, si no las manejamos bien, serán terreno fértil para quienes buscan al enemigo desde afuera para querer responsabilizar a los migrantes de ciertos problemas. En Canarias no existe un problema real de inmigración salvo que el Estado debe asumir sus competencias y la Comunidad ejerce la responsabilidad con los hogares de los menores. Pero decir que se están robando recursos a Canarias es un error.

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.