Mié. Feb 1st, 2023
Javier Darriba

JAVIER DARRIBA Las palmeras de Gran Canaria

El tráfico sigue siendo la patata caliente de la gestión pública, tema que genera pérdidas económicas millonarias;
aumento de los niveles de contaminacióndesde un punto de vista ambiental; y las condiciones de salud individuales, si medimos los niveles de estrés y tensión a los que se enfrentan a diario los automovilistas que intentan salir de La Isleta, El Sebadal o el Puerto de La Luz.

A pesar de ello, el enfoque del tema sigue transmitiéndose como un legado envenenado de un gobierno a otro. Este mandato que está por terminar ha seguido la misma dirección.

Esta dolencia tiene un diagnóstico claro. Solo se necesita voluntad y coraje para actuar. Durante décadas, la lentitud de las administraciones a la hora de aportar soluciones sólo sirvió para
agravar el trombo que sufre la ciudad en su arteria principalla más importante desde el punto de vista económico de todas las Islas Canarias.

El Foro por La Isleta pide solución para que Torre Las Palmas y MetroGuagua lleguen a Sebadal

En los cajones de las instituciones duerme el sueño de solo diferentes proyectos que nunca han salido del papel: el bloque de la Torre Las Palmas no se puede resolver porque las propuestas esbozadas hasta ahora han acabado devorando parte de la playa de Las Palmas Alcaravaneras más cerca al camino actual y ahora
buscando una «solución suave»., tal y como ha definido el ministro de Fomento, Sebastián Franquis, a la espera de los estudios de tráfico que aporte el Cabildo de Gran Canaria; Poco se sabe de la reordenación de Plaza de América, aparte de que hubiera sido la actuación prioritaria en términos de viabilidad, y en ella venimos trabajando desde 2016; y el único en el que se trabaja es el entierro de Belén María.

Leer también  Jam bajo la portería: la UD se desinfla en ataque

En concreto, se trata de derribar algunas de las conexiones de Belén María para agilizar, bajo tierra, la salida del polígono industrial de El Sebadal, donde muchos días un trayecto de cinco minutos puede exigir un ejercicio de paciencia para más de media hora al volante. .

Sin acción en el origen

Sin embargo, esta acción por sí sola no supondrá un alivio inmediato para el tráfico en toda la zona portuaria. Lo único que se conseguirá es llegar primero al atasco y hacer un tramo de cola bajo tierra.

Esto se debe a que el problema de tráfico se encuentra unos kilómetros más adelante, precisamente en el tramo comprendido entre el enlace de Alcaravaneras y el enlace de Torre Las Palmas, a la salida de los túneles de Julio Luengo.

Hace ocho años, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria encargó un informe a un ingeniero sobre el problema del tráfico en esta zona de la ciudad y las posibles soluciones.

Los resultados del estudio sorprendieron porque subrayaron que el origen del constante atasco que sufría la carretera de El Sebadal y La Isleta estaba en el cruce de Alcaravaneras. Los análisis lo han revelado.
el número de vehículos que salen de la autovía GC-1 desde León y Castillo es superior al número de vehículos que entran por los túneles de Julio Luengo. Y esto provoca un frenazo del tráfico que acaba inundando la avenida marítima hasta la rotonda de Belén María.

Estas conclusiones, sin embargo, nunca han sido abordadas. El estudio no supuso un cambio de rumbo en los planes de Obras Públicas, que siguen favoreciendo el saneamiento de Belén María, Plaza de América y Torre Las Palmas.

En la práctica, estas propuestas no han tenido otro fin que perpetuar la solución y seguir condenando a los automovilistas de la capital grancanaria a un atasco casi continuo.

Tamaraceite, un nuevo punto crítico en Gran Canaria

41 horas en el tráfico

De hecho, en los últimos años, el flujo de tráfico en la ciudad ha empeorado. Al menos eso indica el índice de tráfico de Tom Tom, que lo calcula
los niveles de congestión aumentaron un 3% entre 2020 y 2021.

Según estos datos, cada conductor de Las Palmas de Gran Canaria perdió un total de 41 horas en atascos en 2021

Y el futuro no pinta mucho mejor. Restricciones a la movilidad motorizada y el paso de MetroGuagua seguirán congestionando la GC-1. En efecto, se estima que
el cierre de Eduardo Benot al transporte privado aumentará un 56% el tráfico que sale del puerto por la GC-1; y la entrada, en un 10%.

Temas

Sebastián Franquis, Cabildo de Gran Canaria, Alcaravaneras, Avenida Marítima, Canarias, La Isleta, Las Palmas de Gran Canaria, Playa de Las Alcaravaneras, Puerto de La Luz, Autobús, Movilidad, Policía Local, Seguridad, Transporte Público, Urbanismo, Túneles

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *