Mié. Ago 10th, 2022
Cientos de personas se manifiestan en Madrid contra las políticas de inmigración tras las muertes en Melilla

Las imágenes de decenas de jóvenes migrantes tirados en el suelo, arreados, heridos, exhaustos y golpeados por las fuerzas de seguridad marroquíes cerca de la valla de Melilla han despertado la indignación de la sociedad española. Al menos 37 personas perdieron la vida en los hechos y en la brutal respuesta de las autoridades marroquíes al intento de saltar la valla para llegar a la ciudad autónoma de Melilla. Pero las palabras de Pedro Sánchez, que calificó el salto de este sábado como un «asalto violento» y culpó a las mafias de las muertes, también despertaron el descontento público.

Ante esta situación, este domingo 26 de junio ciudades de toda España se han centrado en el rechazo a estos hechos y la solidaridad con las víctimas. Madrid, Barcelona, ​​Valencia, Cádiz, Sevilla, Granada, Bilbao, Palma, Zaragoza, Badajoz, Girona, Valladolid o Las Palmas de Gran Canaria, son algunas de las ciudades que se han sumado a este grito en defensa de los derechos humanos.



En Madrid, en la céntrica Plaza de Callao, se concentraron cientos de personas, muchas de ellas vestidas de negro y con flores en las manos, en señal de luto y protesta. Con el grito de “ningún ser humano es ilegal”, comenzó la protesta marcada por el dolor. Los gestos de ahogar las lágrimas se repitieron en las gargantas de muchos de los participantes que se fundieron en abrazos con otros conocidos.

Thimbu Samb, un joven senegalés que llegó a España tras intentar varias veces cruzar el Estrecho, quedó profundamente consternado. “No venimos a España porque nos guste morir, nos jugamos la vida porque los recursos de nuestros países son saqueados por Occidente”, denuncia el joven, ahora actor profesional. «No puedo entender cómo Pedro Sánchez condena lo que está pasando en Ucrania y aplaude lo que está pasando en la frontera de Melilla», dice Samb en referencia a las últimas declaraciones del presidente Pedro Sánchez, en las que responsabiliza a las mafias de las muertes. Melilla.



Araceli Caballro, Carmen Laín, Alba Rondan y Pilar Redondo, son cuatro amigas que rondan los 70 años, pero se conocen desde hace más de cuatro décadas, unidas contra diversas injusticias sociales. Por eso estaban allí. “No se puede consentir la masacre que se produjo en Melilla”, ha subrayado Redondo, a lo que su compañera Araceli añade: “No se puede consentir. Matar por matar». Incluso este grupo de amigos no pudo ocultar su indignación por las declaraciones de Pedro Sánchez. Lo lamentable es escucharlo ahora acusar a las mafias de las muertes en la frontera, cuando las mafias son los gobiernos que crean esto. situación”, señaló Rondan con asombro.

“Lo más triste es que esto, como sociedad, se nos va a normalizar. Ya ha pasado con la tragedia del Tarajal”, se queja Teresa Palomo, una fotógrafa que conoce muy de cerca la realidad de las fronteras de Ceuta y Melilla. “Llevo tres días en shock, vengo sin cámara, no sé ni qué hacer”, se sincera Palomo. “Esto está empeorando, es como Libia, carajo. De hecho, la mayoría de las personas que estaban en este salto eran de Sudán, probablemente huyendo de Libia con la esperanza de llegar a Europa en este cruce fronterizo, y mira lo que encontraron. Mi hijo hizo siete intentos de saltar la cerca y ayer me dijo: ‘gracias a Dios esta vez tenemos imágenes que pueden mostrar lo que se vive allí todos los días'», compartió Palomo con el dolor y el hastío de quién era. subrayando la brutalidad que se desató el viernes en la frontera hispano-marroquí contra los migrantes.



Jalil Mohamed, periodista saharaui, participó en la protesta con otros compatriotas. No dudaron en compartir su solidaridad con las víctimas de la violencia cometida por las fuerzas de seguridad marroquíes. «Los saharauis llevamos muchos años repitiendo un eslogan muy claro: ‘Marruecos mata, Europa patrocina’, y lamentablemente estas imágenes tenían que sacudir un poco la conciencia de la sociedad europea», dice este joven, recordando también el reciente cambio de postura. del actual gobierno, que apoya el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental, contrario al derecho internacional relativo a la antigua colonia española.

En un momento de la protesta se improvisó un pequeño altar en el centro de la plaza donde se apilaron flores como símbolo de luto y empatía con las víctimas. Además, en un momento el suelo de la plaza se cubrió con un manto de cuerpos tirados en el suelo, para recordar las imágenes que se han visto en los últimos días de migrantes amontonados y tirados en el suelo bajo custodia de las fuerzas de seguridad. . marroquíes, que también asestaron golpes. Con ese gesto se guardó un minuto de silencio, interrumpido por gritos de “Melilla hermanos, no nos olvidemos”, “las calles negras también cuentan” o “la ley de extranjería mata todos los días”.



“Toda la rabia y la impotencia de ver cómo la vida de los migrantes, la vida de los negros, los cuerpos racializados en las fronteras, pueden sufrir toda la violencia de los estados responsables de la falta de vías seguras para acceder a la Fortaleza Europa y llamar a estas acciones criminales ‘acuerdos de cooperación'». Así comenzaba el manifiesto leído por la Plataforma Regolarizzazione Now, colectivo que convocó la protesta en Madrid. El comunicado también subraya que no se trata de «hechos aislados», sino de «tragedias anunciadas, planificadas por el sistema de control migratorio y expulsión de las fronteras» y pide la «rectificación del Gobierno» y «el fin de la violencia que la ley de extranjería impone en las fronteras y dentro del territorio”.

Entre los participantes se encontraban caras conocidas del panorama político como Alejandra Jacinto y Sergine Mbaye, diputadas de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid; Miguel Urbán, eurodiputado de Anticapitalistas; o Nacho Murgui, concejal de Más Madrid.

Leer también  El Juzgado de Violencia sobre la Infancia de Las Palmas, un ejemplo

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.