Mié. Ago 10th, 2022
El exterior de la Ciudad de la Justicia en Las Palmas de Gran Canaria.  / ARCADIO SUÁREZ

El exterior de la Ciudad de la Justicia en Las Palmas de Gran Canaria. / ARCADIO SUÁREZ

La Audiencia Provincial impone doce años de prisión por abusar de la joven en al menos siete ocasiones durante 2018

«No tenemos motivos para dudar del testimonio del niño». De esta forma enérgica, la Audiencia Provincial de Las Palmas se pronunció sobre la declaración de una víctima que actualmente tiene 17 años y que ha sido abusada sexualmente por la pareja de su madre en al menos siete ocasiones. Por estos hechos, la Sala impuso una pena de doce años de prisión, 20 de expulsión e indemnización al perjudicado en la cantidad de 10.000 euros por el daño moral causado.

Tras estos hechos, la menor sufrió un daño psíquico por el que sigue siendo atendida por el “Servicio Insular de Prevención y Atención Integral a Mujeres y Menores Víctimas de Violencia de Género”.

La sentencia dice que Wolfgang Mingote Solar -40 años- mantuvo una relación sentimental con una mujer que tenía una hija menor de edad. Esta joven atravesaba un episodio depresivo y seguía un tratamiento prescrito por el especialista que la atendía.

Esta circunstancia fue la que aprovechó el imputado para cometer abusos sexuales con acceso carnal por los que fue condenado. En particular, y durante los meses de junio y octubre de 2018, Wolfgang Mingote Solar aprovechó el «aturdimiento» que experimentó la víctima mientras tomaba drogas para tener sexo con penetración con ella. Estos hechos tuvieron lugar en la casa en la que vivían situada en el municipio de Telde.

Leer también  Acto de juramentación de los graduados sociales

La resolución refrenda la tesis planteada por la Fiscalía y la acusación particular de la abogada María Rosa Díaz-Bertrana. La sentencia destaca cómo el testimonio de la menor era totalmente creíble al referirse en detalle a los abusos sufridos a manos de los acusados. Dijo que aprovechó cuando estaba medicada para masajear y tocar sus partes íntimas hasta penetrarla. Que esto sucedió en al menos siete ocasiones cuando cambió la droga a una más suave, por lo que no pudo precisar si había sucedido antes.

Afirmó que «sabía que algo estaba pasando», que se sentía como «una fuerza sobrenatural» encima de él, que era muy extraño porque pensaba que estaba soñando con «cosas eróticas», pero no era así en absoluto. , pero que fue maltratado por la pareja de su madre. Agregó que «le tenía miedo» y que no quería que su madre «estuviera sola», por lo que no dijo nada en primer lugar para hacer «felices a todos». También precisó que, cuando contó todo y fue a la materna, el imputado le dijo “perdón si hice algo que no te gustó”, dijo.

También fue bastante esclarecedor para la Sección Segunda de la Audiencia que la denuncia de la menor fuera corroborada por «datos objetivos» como el hecho de que «las células epiteliales de la imputada fueron encontradas en el lavado vaginal que se le realizó a la menor el día que presentó una denuncia”, así como semen en las sábanas de la cama donde dormía la víctima.

Estos dos hechos no han sido controvertidos por los imputados, según informan las acusaciones en sus informes finales y por tanto recoge la sentencia. Wolfgang Mingote Solar no ofreció «una explicación al respecto» y se limitó a afirmar que «no se explicó cuál podría ser su ADN en el lavado vaginal». En relación con los espermatozoides, aseguró haber tenido «a veces» relaciones sexuales con la madre del niño en su cama, versión desmentida por completo por la expareja quien, además, precisó que «llevaban entre dos y tres meses» sin contacto íntimo de cualquier tipo en la fecha de los hechos.

Leer también  El Ayuntamiento de la Capital indemnizará con 3.000 euros a los vecinos afectados por el ruido

Finalmente, los médicos forenses consideraron “sincero” el testimonio de la joven, afirmando que no tenían “ningún motivo” para dudarlo.

La sentencia, que tuvo como ponente a la jueza Pilar Parejo Pablos, condenó a los imputados en los mismos términos que la acusación pública y privada, aunque podría ser impugnada ante el TSJC.

años de prisión es la pena de prisión impuesta por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial a Wolfgang Mingote Solar, por la comisión de un delito continuado de abuso sexual de un menor de 16 años. Además, deberá cumplir una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima por 20 y que la indemnice en la cantidad de 10.000 euros por los daños causados.

Por Jose Luis Pastor Gomez

Jose Luis Pastor Gómez es un famoso periodista español. Nació el 5 de mayo de 1966 en Madrid, España. Tras finalizar sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera profesional como periodista en 1988. Ha trabajado para varios periódicos y revistas como El País, El Mundo y ABC. Además, ha colaborado en diferentes programas de radio y televisión. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, como el Premio Rey de España al Mérito Periodístico (2001) y el Premio Nacional de Periodismo (2002). En la actualidad, José Luis Pastor Gómez es miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Editores de Periódicos (AEDE) y de la Asociación Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.